24 horas de Bloko en la Bluetrail 2022 – Mañana 

Mientras el equipo de noche recorría la cumbre entre focos y pequeñas luces de los corredores y corredoras, el equipo de mañana se ponía en marcha a las 6:00. Algunas casi sin dormir debido a la emoción aún latente después de haber vivido la salida en el Médano. Con unas ganas tremendas nos dirigimos hacia el Puerto de la Cruz donde teníamos nuestro punto de encuentro a las 7:30. El equipo llegaba con una sonrisa tierna aún despertando, entre abrazos, besos, mochilas y tambores esperábamos nuestra guagua para llegar hasta Aguamansa, punto central dado que allí acompañaríamos la salida de los corredores/as desde este punto, para irnos rápidamente dirección La Caldera para seguir animando a quienes habían salido del Médano la noche anterior y juntarnos con el equipo Bloko de la noche.

A pesar de dicha preparación minuciosa y estar prevenidos/as en el Puerto de la Cruz con antelación, nada de lo anterior se pudo dar. Continuaron los desafíos con el servicio de Guaguas contratado por la Bluetrail para hacer posible nuestra misión en esta carrera y a nuestro pesar, la guagua llegó al punto de encuentro a las 9:40. Confiamos que quizá llegábamos hasta la Caldera para seguir dando ánimos, pero, también era tarde; ya habían pasado los corredores/as. Una vez arriba, nos encontramos con nuestro equipo de la noche, sus abrazos y energía nos impulsaron a seguir adelante y de forma unida y rápida nos volvimos a adaptar cual bambú flexible que no se ve afectado por la tempestad.

Una parte del grupo de la noche volvió al Puerto de la Cruz y el resto se unió al grupo de la mañana, después de 14 horas. Continuamos nuestra aventura hacia Santa Úrsula, concretamente al lado de la Ermita de San Luis. Con tambores en la guagua y la furgoneta de Bloko delante llegamos, por fin, a tiempo para tocar. Con la energía de la dirección empezó todo a fluir y rápidamente comenzamos a recibir a los participantes y sus regalos, pues al pasar dedicaban tiempo para acercarse a bailar, aplaudir, saludar y seguir. Esos gestos nos llenan de energía y alegría, dan sentido a nuestra misión.

El brillante sol nos acompañaba desde temprano, tras 2 horas en Santa Úrsula volvemos a cargar y nos vamos dirección a Los Patos. Esta ubicación era un tanto compleja, justo en el cruce, con poco espacio, pendientes de los coches y del paso de los corredores/as. En este punto ya se notaba el cansancio, tanto de los corredores/as como del equipo. En ocasiones no se explica cómo, pero al ver el esfuerzo y las caras de los corredores/as más fuerza sacábamos para seguir tocando y animando.  Y terminado nuestro tiempo en esta ubicación, nos dirigimos al último punto del turno de la mañana, el cual coincidía con el primero del equipo de la tarde.

Ya de nuevo en el Puerto de la Cruz, mientras bajábamos los tambores de la guagua escuchábamos de fondo al equipo de la tarde, y en cuestión de minutos estábamos de nuevo tocando rodeados de público, el mar, el sol y los corredores/as llegando prácticamente a meta.

Llegados a este punto finalizó el turno de la mañana y comenzó el turno de tarde, donde se unieron a él, personas del turno de la mañana e incluso de la noche.

La emoción que se vive de principio a fin es inexplicable, perdura en el cuerpo días y en la memoria emocional para siempre.

~ por Gotzon Cañada en 15/06/2022.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: