Un cumpleaños muy especial en ANIDAN LAMU KENIA

Ver video

El domingo es día festivo en Anidan. María tiene un detalle con nosotros y nos prepara una salida en el dhow, el barco de pesca típico de aquí… al menos hasta las 16.40 que empiezan las clases de percusión. Como ve que estamos trabajando mucho con los niños  nos ha preparado unas horas de relax. Nos acompañan algunos de los niños: hay un problemilla: todos quieren salir, pero no hay plazas para todos, así que se hace una selección, sólo caben 12 y al zarpar aparecen 26 dentro del barco, así que a bajar a la mitad … por lo cual  hay unas cuantas caritas tristes en la playa mirando como se aleja el barco. Nos recogen en el pueblo y partimos hacia Manda. María se hace cargo del timón y enfila la proa hacia unas playas espectaculares, que vemos enfrente de Lamu.

Unai y Luly se quedan en el pueblo para preparar las siguientes clases. Los del barco nos vamos acostumbrando a los bandazos de nuestra capitana, María, que está aprendiendo. Sigue haciendo mucho calor y un sol de justicia. Vemos Shela, la zona turística de Lamu, con sus lujosas villas al borde de las playas.

La llegada a Manda es de cuento… vaya lugar…, mirad las fotos, porque es difícil de describir…no es de extrañar que tengan casa aquí Carolina de Mónaco , los Rollings y gente así, lo chocante es el contrataste con lo que pasa en otras partes de archipiélago. Nada mas llegar… “todos al agua”. Los niños ríen, gritan, saltan… sus cuerpos negros azabache contrastan con el azul del cielo y el blanco de las olas… seguid mirando las fotos.

Mientras ellos comen en el barco, los “muzungus” no nos sustraemos a la tentación de tomarnos una cervecita helada en un pequeño bar de este paraíso (para algunos).

A la vuelta, vamos tramando como sorprender a Unai: es su cumpleaños. Antes hemos encargado refrescos para todos los niños. Empiezan a cantar y tocar el “bidón”, que no veáis como suena ¡como cualquier tambor!.  Además, como navegamos a vela, no hay interferencias mecánicas: el mar, los ritmos de África y el implacable sol que nos acaba de quemar a todos… bueno… ejem… a los “muzungus”.

Llegamos a Anidan y empiezan las clases. AL terminar, hacen una encerrona a Unai y lo bañan con cientos de globos de agua. Risas, gritos, canciones y llaman a cenar, unos 200 niños le cantan, abrazan, besan, llegan los refrescos (para los niños de ANIDAN tomar una soda, como ellos le llaman es un acontecimiento, solo las toman en días muy especiales y les encanta) y la tarta con su vela y todo ¡todo un acontecimiento! La cara de UNAI es pura felicidad. Algo que no se puede contar y a bailar. Empiezan a sonar los tambores en la casa de la música y todos, todos los habitantes de Anidan, y los advenedizos, nos fundimos en una especie de catarsis tribal que pone los pelos de punta.

Todos están muy excitados, contentos, sudados, cansados…. y felices. Mañana será otro día.

~ por Blokodelvalle en 05/04/2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: