Vuelta al trabajo

El día de descanso ha venido bien. Vamos recuperando fuerzas… y es que el paso de los días, se nota. El calor sigue sofocante y tanto los talleres como las actuaciones, dejan al grupo bajo mínimos. Cada día los tambores pesan más y aunque comemos bien y bebemos mucho, hay desgaste…

Volvemos a Tira Chapeu y nos cuesta mucho organizar la actividad. Están como esperando a que lleguemos para que les solucionemos todo nosotros. No están ni los tambores ni los niños listos. Nos miran expectantes…..y ese no es el camino. Les explicamos que tienen que estar ya preparados cuando lleguemos… que así no funciona, que tiene que cambiar la forma de plantear las cosas… que deben de ser ellos quienes se organicen, que pueden y que tienen que poner de su parte. Cancelamos el taller hasta el día siguiente ..!!A LAS 11 EN PUNTO DESAYUNADOS, CON LOS TAMBORES Y EN EL PATIO DE LA ESCUELA DONDE ENSAYAMOS!…..si no es asi volveríamos a cancelar. Nos da pena ver las caras de algunos que esperaban ilusionados tocar el tambor y ven que nos vamos a ir sin hacerlo. Esperamos que este “ultimátum” les haga reaccionar. Pensamos en llevarnos a la tarde a un grupito a Santo Domingo (en el interior de la isla) y ver si sacándoles de su entorno tienen otra actitud… escogemos a cinco de ellos, 3 chicas y 2 chicos de los que más atención prestan y FUNCIONA!!!. La idea es que transmitan lo que han vivido y como se han sentido a los demás. Para los cinco es una excursión, una aventura….!!!salen del barrio!!!!

El grupo de Santo Domingo tiene otra actitud y se contagia al resto. De los niños que llevamos, casi todos se marean en el transporte y vomitan… algunos nunca han salido de su barrio y es como una fiesta. Están encantados. Esta va a ser la solución, sacarles de su entorno…abrirles una ventana a otros espacios donde se sientan libres de transmitir lo que tengan dentro, con mayor libertad.

Mañana vamos a ir de nuevo a Ciudade Viella (que nos ha encantado) para ver si podemos trasladar allí el proyecto y que vayan los niños del barrio de la ciudad a la costa y mezclarlos con otros. Los sacamos por unas horas de su entorno y aprovechando ese momento creemos que podemos conseguir otros resultados. Además vemos allí una predisposición general que hasta ahora no habíamos conseguido.

Parece que la piezas empiezan a encajar, aunque se nos están llevando casi todas las energías…

Seguimos… y algunos ya empiezan a pensar en la vuelta, aunque de mala gana… ¿y si perdemos el avión?

~ por Blokodelvalle en 09/08/2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: