Talleres por la mañana, talleres por la tarde..pegajosos siempre

Es época de lluvias, pero no llegan y el calor se hace insoportable por momentos, sobre todo con la expectativa de tocar al sol…

La llegada al barrio de Tireu Chapeu por la mañana ya ha sido diferente. Todos los chavales esperaban nerviosos y puntuales, con sus tambores fuera y ganas de tocar.

Tuka ha hecho ya una primera selección, aunque algunos se disgustan por no estar “apuntados”. Hay 22 tambores por lo que o  tocan 22 sólo o se hacen dos grupos. Nos los llevamos al patio del colegio para no molestar demasiado a los vecinos. De esta forma, además, no hay tantos niños alrededor alborotando y despistando y la clase es más productiva y menos cansada.

Empieza el taller con muchas caras expectantes, la mayoría atentas.  Vamos a ver como se mantiene el interés y la atención una vez hayan pasado los primeros días de novedad. Algunos nunca habían sostenido en sus manos una maza o una baqueta  Algunos de los chicos sí tocan ya en el grupo del barrrio, pero la mayoría son niñas, o niños menores que ven una oportunidad en estos talleres.

Hay visita esperada: Laura Torres, (acompañada de Marina y Elga) de Binter, con la que coincidimos en el avión de llegada y nos prometió visita: Y cumplió. Se quedó muy impresionada con lo que vio y con el potencial musical de estos niños y niñas, que al sol y con un calor sofocante seguían concentrados las indicaciones de Unai y aquello sonaba…

Tuka, “voluntaria de Acrides”, es la monitora que nos ayuda y facilita las cosas y esta tarde nos ha llevado a Santo Domingo (más hacia el interior de la isla, mas verde, húmedo),  a dar unos talleres para otros chicos y chicas. Cuando llegamos, no se veían chicas y Unai preguntó: Donde están?… estaban en otra sala… Sacó a todos a la canchas, aunque amenazaba lluvia y a tocar.

Primero nuestro grupo (les habían dicho que éramos buenos) después los chicos y a continuación las chicas… muy contentos (aunque les cuesta expresarlo) y atentos. Cuando Bloko na Rua empieza a moverse… caras de asombro y muchas chicas con una sonrisa de oreja a oreja que algo presagia. Un ligero sirimiri-calabobos  suaviza la tarde y alivia el calor.

 Luego ponemos en marcha los talleres. Nos habían introduciendo explicando lo importante de nuestra técnica y que aprendieran de ella. Pero en realidad el trabajo es manifestar la energía, soltarse y enseñar a tocar al unísono, moviéndose, bailando, mateniendo el tempo, el flow, y, siempre, siempre sonriendo. La forma de trabajar y hasta los ritmos se les antojan muy diferentes. La cadencia del regae les sorprende y les cuesta adaptarse pero están deseosos de aprender. ¡Y qué decir de unas niñas,  y no tan niñas, que en la vida habían cogido un tambor…aunque siempre han vivido bajo su influjo. La oportunidad de probar y verse reflejadas en las chicas del Bloko les hace resplandecer….quieren repetir sin duda….y vaya si suenan bien para ser la primera vez

Para terminar tocan los chicos de Santo Domingo sus ritmos a su manera. . Su música es muy potente, la llevan muy dentro y la sueltan con mucha energía… se ponen en círculo, muy serios y tocan y tocan y tocan… las chicas bailan…las nuestras también.

El viaje lo hicimos en una Hi Ace llena de tambores, gente, alegría, cánticos… (parecíamos una excursión escolar)… Nos invitan a unos refrescos y vuelta, ya casi de noche. Cenita en un bar donde nos pegan una clavada y a descansar, tras las duchas de rigor para quitar el sudor y la humedad pegajosa de nuestros cuerpos.

¿sólo llevamos tres días??..parecen ya muchos más…..

~ por Blokodelvalle en 01/08/2015.

Una respuesta to “Talleres por la mañana, talleres por la tarde..pegajosos siempre”

  1. Tengo muchas ganas de escribir…
    Tan sólo por intentar expresar al menos una mínima parte de lo que se siento al leer cada palabra y al mirar cada imagen.
    Pero… ufffffff… qué difícil expresarlo!!!!

    Y es que resulta casi imposible describir esto que siento…una serie de emociones que aceleran mi corazón, me provocan un “nudo en la garganta”, hacen que se me “corten las palabras” y se me empiecen a escurrir las lágrimas.

    Cuando a cada día que pasa, tu corazón se emociona tanto, tienes necesidad de compartir lo que sientes, las sonrisas se te dibujan solas y ya no te importa llorar, porque te encanta llorar de emoción… empiezas a entender el sentido de la vida.

    Cuando pese a los kilómetros que te separan, sientes que no hay distancia alguna, empiezas a entender y a sentir la unidad de la que nunca me hablaron en la escuela.

    Cuando las miradas y las sonrisas te regalan tanto!!!! …no me queda duda alguna de que nuestra naturaleza es el amor.

    Hago foco en esto…que me mueve, que nos mueve.

    No encuentro las palabras que puedan expresar todo lo que siento.

    “Tambores para la Convivencia”…un proyecto precioso que va mucho más allá de lo que encierra el proyecto en sí mismo.
    Nos ayuda a despertar, nos recuerda que lo que nos mueve es el amor, nos anima a desarrollar la mejor versión de cada uno, nos invita a compartir, nos hace comprobar que todos somos uno…

    Así que sí… “tocar un tambor es mucho más que tocar un tambor”

    Gracias y adelante!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

 
A %d blogueros les gusta esto: