Cuidado y mantenimiento de los instrumentos


Nuestro responsable del área de gestión de instrumentos, Jairo, nos recuerda alguna normas básicas para mantener los instrumentos y que son importantes:

  • Al apoyar tambores en el suelo, debemos colocarlos “de lado”. De esta manera estamos cuidando los parches, que es lo que más fácilmente se rompe.
  • tamb-1tamb-2

 

 

 

 

 

  • Siempre que queramos apilar instrumentos, lo haremos preferentemente de lado, unos sobre otros.
  • tamb-3
  • En casos excepcionales y por estética (ejemplo: Gala de Elección de la Reina del Carnaval del Puerto de la Cruz), los parches se apilaran en vertical.

En este caso debemos tener MUCHO CUIDADO para que los tornillos de un tambor NUNCA TOQUEN el parche de otro tambor. De lo contrario, podríamos romper algún parche. En consecuencia, NUNCA colocaremos un tambor más pequeño encima de uno más grande.

tamb-4

  • No debemos nunca arrastrar los tambores. Al momento de colocarnos el tambor, es importante levantarlo. El mínimo movimiento de arrastre, puede torcer las varillas metálicas del tambor.

Del mismo modo, al colocar un tambor sobre el suelo es importante hacerlo con delicadeza, evitando que se golpee.

  • No debemos colocar mochilas encima de los parches ni sentarnos encima de los tambores.
  • Es importante evitar las rodilleras con partes plásticas duras, dado que por el roce con el metal del tambor, suele levantarse la pintura. Recomendamos hacernos con rodilleras sin plástico o bien retirar la parte plástica. En ambos casos obtendremos rodilleras acolchadas que no dañan la pintura.
  • Si en algún momento cogemos un amarre que no es nuestro propio, debemos tener en cuenta que los mosquetones forman parte importante de cada amarre. No debemos retirar los mosquetones del amarre en ningún momento.
  • Si en algún momento cogemos mazas, baquetas, varillas ó amarres que no son nuestros propios, debemos de tenerlos controlados en todo momento, dado que el material pequeño es más fácil de que se extravíe. Cada uno de nosotros es responsable de sus mazas / baquetas / varillas / amarre, desde el momento que las cogemos. También somos responsables de devolverlas al bolso donde se guardan.

Sabemos que muchas de estas indicaciones parecen bastante obvias, pero no siempre es así.

Los tambores son de todos nosotros y preferimos compartir la información completa de cómo cuidarlos, por obvio que a veces parezca.

¡¡¡Muchas gracias!!!


 
A %d blogueros les gusta esto: